Dar sentido - Con medidas.png

Dar Sentido: la experiencia de gestionar desde el triple impacto

Dar Sentido es una empresa de Triple Impacto certificada B, que busca inspirar un cambio positivo en el mundo. La empresa ofrece una amplia gama de productos, servicios y experiencias sustentables con un fuerte compromiso con el cuidado del planeta y con la sociedad. 

En esta ocasión Dar Sentido dialogó con IARSE y participó con una entrevista de esta nueva edición del Boletín. 


Dar Sentido tiene como propósito inspirar un cambio positivo en el mundo ¿Cómo integra los factores económicos, ambientales y sociales en la actividad del negocio para lograr el propósito?

En DAR SENTIDO ideamos, confeccionamos, elaboramos, comercializamos y distribuimos artículos de oficina sustentables, confeccionados con materiales 100% ecológicos, hechos a mano por personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad socio económica, que han sufrido algún tipo de violencia (de género, física o psíquica) y/o padecen de algún tipo de discapacidad (motriz o mental). A su vez, por cada producto vendido donamos útiles escolares o dinero para becas de estudio, que son entregados a niños de escasos recursos para que sigan estudiando. De este modo, favorecemos: el cuidado del planeta, la integración social, el trabajo digno, la educación y la solidaridad. Todo esto es pensado e integrado al ADN de nuestra “propuesta de valor” que, además, debe generar suficientes recursos económicos, para garantizar la sostenibilidad a largo plazo de la empresa y la consecución de nuestro propósito.


El ODS N° 4 apunta a garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.  ¿Cómo Dar Sentido trabaja y alinea su propósito para alcanzar esa meta?

Por un lado, contribuimos a fomentar la educación entregando útiles escolares a niños de escasos recursos que de otra forma no podrían adquirirlos o becas académicas para que chicos que se encuentran en edad escolar puedan continuar y finalizar sus estudios. Lamentablemente, de acuerdo a las estimaciones publicadas por UNICEF Argentina, en Diciembre 2020 se proyecta que el 62,9% de nuestros niños serán pobres. No contribuir a revertir dicha situación sería hipotecar el futuro de nuestro país. Por otro lado, ofrecemos a las personas que integran nuestro querido Equipo del Taller capacitaciones en oficio, aprendizaje en conductas de trabajo, cursos digitales y de uso de nuevas tecnologías y, este año, hemos lanzado programas de empoderamiento y sesiones de coaching individuales y grupales, buscando prepararlos profesional y humanamente, promoviendo el aprendizaje, la dignidad y la integración social.


¿Cuáles son los indicadores de negocio y de impacto que utilizan durante la etapa de medición y mejora?

Nuestros indicadores de negocio son los mismos que tiene cualquier otra empresa: facturación, obtención de resultados, marginalidad esperada, capital de marca, cantidad de clientes, tasa de repetición de compra, inversiones, control de costos, etc. Sin embargo, generamos otro tipo de indicadores sociales que promueven la diversidad, la igualdad de género, el impacto social generado en la comunidad en la que operamos, la cantidad de horas de capacitación o voluntariado entregadas, etc. Asimismo, tenemos métricas que analizan cuidadosamente cuál es nuestro impacto en relación al cuidado del planeta. De hecho, acabamos de medir nuestra “Huella de Carbono”, que intentaremos mitigar en los próximos meses. De hecho, uno de nuestros objetivos para el 2021 es convertirnos en “Carbono Neutrales”.

 

¿Qué importancia tienen para Dar Sentido la articulación con otros sectores y actores de la sociedad a la hora de desarrollar su actividad?

Todas nuestras donaciones son realizadas a través de prestigiosas ONGs, que garantizan la transparencia de nuestras donaciones. Nosotros no tenemos nada que enseñarle a organizaciones que trabajan, por ejemplo, en el ámbito de la educación desde hace décadas y que están organizadas para hacerlo de la forma más eficiente y profesional posibles. Nosotros, simplemente, canalizamos las donaciones que personas o empresas solidarias realizan cada vez que compran alguno de nuestros productos. Asimismo, favorecemos alianzas con triple impacto con otras empresas y entidades públicas.

 

¿Qué consejo les darían a otr@s emprendedor@s y emprendimientos que desean transitar el camino de las empresas con propósito?

Sencillamente, creo que alentaría la búsqueda apasionada del propósito que, eventualmente, persigan, sin alejarse de la visión, misión y los valores que caractericen a la empresa. Por otro lado, es fundamental el diseño y la implementación de planes estratégicos a dos/tres años y un claro y preciso programa operativo anual; poniendo siempre sobre la mesa mucha convicción, resiliencia, humildad y trabajo arduo; sin bajar los brazos ante los reveses que inevitablemente aparecerán. Por último, quiero destacar que será imposible llevar a cabo todo esto sin la unidad férrea de los socios o co-fundadores del emprendimiento, sin un equipo de trabajo realmente comprometido, con mentalidad B, y sin el financiamiento necesario para apalancar el negocio o hacer frente a los periodos de adversidad económica, que sin lugar a dudas también aparecerán. ¡Inspiremos el cambio! ¡Gracias!